Celebración de los 70 años

Paz y Bien!

En un lejano 1843, en Austria, una joven llamada Antonia Lampel, comenzó un gran desafío: responder a las necesidades de educación de las niñas que no tenían posibilidades de estudiar. Es así que respondiendo al llamado de Dios, funda una congregación religiosa inspirada en el espíritu de San Francisco de Asís. Su lema fue “Estoy con Dios y para ustedes”. Desde entonces la congregación comenzó a expandirse por el mundo, llegando a Bohemia el año 1888. Esta obra inspirada por el Espíritu Santo continua creciendo y expandiéndose, respondiendo a las necesidades de la Iglesia y de la sociedad.

En 1947 surgen nuevos desafíos y llega a Chile un grupo de hermanas llenas de juventud y entusiasmo, sin saber casi el idioma y sin conocer mucho del país al que llegan. Desde entonces han pasado ya 70 años de camino, el que hemos recorrido y celebrado durante este año junto a ustedes.

En esta ocasión sólo quiero agradecer a nombre de mis hermanas de la región de Chile: Agradecer a Dios por la vida y la vocación que nos ha regalado, porque ha sido fiel a nosotras en estos 70 años.

 

 

 

Agradecer a esas primeras hermanas, jóvenes valientes que dejaron su familia, sus amigos, su patria respondiendo al llamado de Dios.

Agradecer a nuestra ministra general, hna. Kveta, a Hna. Margherita, a hna. Marta y hna. Rosalia, por acompañarnos y compartir con nosotras esta celebración, su compañía fortalece nuestra misión y nuestra internacionalidad.

Agradecer a los directores de ambos colegios: hna. Sara y don Adrián, y a sus equipos directivos, por el entusiasmo y la disponibilidad para dedicar tanto tiempo durante el año para dar realce a esta fiesta, dejando quizás de lado, muchas veces, sus actividades propias. Creo que ha sido un tiempo lindo que nos ha ayudado a unirnos como una sola familia.

Agradecer a los profesores, a los asistentes de la educación, a los alumnos y alumnas, a los padres y apoderados que nos acompañado y que nos han deleitado con tantas cosas hermosas.

Agradecer a nuestros asociados, bienhechores y amigos por su cercanía y su apoyo incondicional, siempre dispuestos a darnos una mano en cualquier necesidad.

Y también agradecer a mis hermanas de la Región, porque juntas hemos hecho memoria agradecida de nuestra historia de 70 años.

A todos y cada uno de ustedes un gracias infinito y tengan la certeza que siempre están y estarán en nuestras oraciones y este año 2017 estará en nuestra memoria como el más precioso regalo que hemos recibido de Dios, por medio de ustedes. Y continuamos como Hermanas Franciscanas de la Enseñanza, estando aquí con Dios y para ustedes.

 

Muchas gracias y que Dios les bendiga y los conserve siempre en su amor.

                             Hna. Ana María Duran P.

                           Ministra Regional

 

 

Mensaje de la Ministral General – Hna. Květa, Vinklárková

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *